Publicado por: Hernán Paggi 1.7.13





Luego de terminada la época de los servidores desconectados o aislados nuestra época se avió paso a la intercomunicación de sistemas y tecnologías, con el objetivo de poder lograr la interacción de una forma heterogénea. Unix fue el sistema operativo pionero en este sentido y fue el origen de la configuración de los servidores en clusters.


Luego llegó Linux y su licencia GNU, donde cada uno fue libre de realizar las implementaciones que quisiera al tratarse de un estándar abierto a la comunidad tecnológica, permitiendo la configuración de clusters basados en la arquitectura x86 y acercando el poder de alto rendimiento y cálculo a precios muy bajos.

Dichos clusters de servidores se comenzaron a establecer en universidades, donde se comenzaron a crear protocolos estándar con el objetivo de ofrecer estos potentes servicios a otros usuarios. Este mecanismo fue denominado grid computing, y fue el inicio del procesamiento computacional de alto rendimiento.

Luego se empezaron a dar los primeros pasos en el mundo de la virtualización, donde se comenzaron a crear máquinas virtuales que abstraían el hardware en una capa de software y permitían integrar en un entorno heterogéneo muchos sistemas diferentes. Esto permitió realizar una distribución mucho más eficiente de la carga de trabajo y eliminaba los problemas de incompatibilidad de grid computing, creando finalmente un nuevo modelo de computo de alta performance que permitía, a su vez, ser explotado comercialmente al ofrecer diferentes tipos de servicios a través de internet.

Cloud computing: Conceptos

Cloud computing es un modelo de tecnología que permite acceder a demanda a una red o conjunto de recursos compartidos y personalizables, sean estos servidores, storage, aplicaciones, redes, etc.  Estos recursos a su vez pueden ser aprovisionados y entregados de forma inmediata por el proveedor y pueden, además, automatizarse para que la interacción sea completamente transparente. Esto  incorpora el concepto de servicios que pueden ser ofrecidos desde la cloud,  y es ahí donde se creó la definición de Software as a Service (SaaS).

Este concepto de cloud computing entendido como una entidad que puede funcionar como “expendedora de servicios” genera un gran cambio y un avance significativo en la forma de entender los negocios y las tecnologías hoy en día. Permite reducir los costos de implementación y ahorrar en la compra de nuevo hardware (a veces con precios privativos para muchas empresas) y contratar servicios en la cloud.

Modelos de servicio

Vamos ahora a explicar un poco más en detalle los diferentes servicios de cloud computing y la forma de consumirlos e implementarlos.

Infrastructure as a Service (IaaS)

Comencemos con el concepto de Infraestructura como servicio o IaaS, que es la capacidad de poner a disposición del potencial usuario o cliente una infraestructura computacional a su disposición. Es decir, se puede brindar un servidor virtual completo, con la capacidad solicitada, memoria y almacenamiento, ofreciéndolo como un servicio. Esto permite adquirir la capacidad que se ajuste a las necesidades de cada cliente de forma gradual y permitiéndole crecer a demanda, generando una inversión escalonada que le permita manejar de forma regulada y más económica los costos asociados al crecimiento de su propia infraestructura, realizando pagos diarios, mensuales o anuales del servicio contratado.

Platform as a Service (PaaS)

Este servicio es más completo que los dos descriptos anteriormente, y consiste en brindar a los clientes un conjunto de plataformas de desarrollo, testing y alojamiento de sistemas operativos y aplicaciones. Con este servicio se facilita ampliamente el deployment de aplicaciones eliminando los costos de licenciamiento de sistemas operativos y de la compra del hardware necesario para alojarlos. Simplemente accediendo a través de un navegador se puede manejar todo el conjunto y mantenerlo de acuerdo a las necesidades y capacidades requeridas.
 
Software as a Service (SaaS)

El Software como Servicio es idéntico al IaaS pero como su propia definición lo indica se orienta a la contratación de piezas de software a un proveedor, el cual brinda las licencias necesarias para su implementación por parte del cliente. Los proveedores de este tipo de servicio tienen las aplicaciones instaladas y corriendo en sus web servers, permitiendo el acceso a los mismos a través de un navegador común. Esto también permite la contratación por períodos de tiempo, donde una vez transcurrido el tiempo de contratación este caduca y los recursos o aplicaciones quedan disponibles para un futuro cliente potencial. Es una solución de cloud computing orientada a distintos tipos de clientes según su condición. Pueden ser clientes a nivel empresarial (ERP, SAP, etc.) o clientes finales, redes sociales o de aplicaciones de oficina al estilo de Google Apps

Diferentes tipos de clouds

Veamos ahora los diferentes tipos de clouds que se pueden encontrar en la actualidad y repasemos también los conceptos y características asociados a cada una de ellas.

Public cloud

Su principal característica es que los proveedores de dichos servicios ofrecen entornos virtualizados a diferentes clientes, los cuales acceden a los mismos a través de conexiones seguras a través de internet. Los servicios prestados incluyen sistemas operativos, bases de datos, aplicaciones, etc.)

Como se puede ver esto conlleva muchas ventajas para el cliente, como por ejemplo un tiempo de implementación excepcionalmente rápido que no requiere invertir grandes sumar de dinero para tener funcionando una estructura de cómputo y que permite al proveedor utilizar la cloud para ofrecer dicho tipo de soluciones. Esto tiene una gran ventaja en ambos sentidos, ya que del lado del cliente se reducen costos y se simplifica la administración y , por otro lado, el proveedor puede ofrecer estos servicios aprovechándolos al máximo al virtualizar su infraestructura, dándole posibilidades de escalar a demanda.

Como los servicios que se ofrecen se manejan por pagos diarios o mensuales, se pueden manejar costos muy bajos y pagando solo por lo que se necesita sin tener que realizar inversiones iniciales que posiblemente no se ajusten de forma correcta a las necesidades específicas.

Por otro lado, el lado no tan bueno para el cliente, para llamarlo de alguna manera, es que no tiene sus datos en una ubicación propia, teniendo que depender siempre del proveedor para estar operativo,  ya que toda su información está alojada en una , alojada con datos de otros clientes. Esto puede resultar un poco incómodo para muchos clientes, principalmente para aquellos que se preocupan mucho por la seguridad e integridad de sus datos empresariales.

Ejemplos de clouds públicas son Amazon EC2 y RackSpace.

Private cloud

Una cloud pública es aquella que ofrece servicios por parte de un proveedor de entornos virtuales a los cuales el cliente tiene acceso y control completo. El lugar físico del entorno no necesariamente se encuentra en las instalaciones del proveedor, sino que puede encontrarse en el datacenter del cliente que contrata el servicio.

Las principales características de este tipo de clouds son el tiempo de implementación y el aprovisionamiento flexible y equilibrado de recursos, y al poder aprovechar los recursos humanos ya existentes se cuenta de antemano con la administración de la infraestructura preparada. También en este tipo de clouds el apartado de seguridad está completamente controlado por el cliente. Por el lado de las desventajas podemos nombrar que se requiere una inversión inicial para sustentar la implementación.

Hybrid cloud

Como era de esperarse de acuerdo a su definición, una cloud híbrida es una combinación de los dos modelos que vimos anteriormente. La forma de lograr esto es establecer un mecanismo de comunicación estandarizado (y propietario en la mayoría de los casos) que permita la comunicación entre clouds públicas y privadas.

Este esquema otorga una flexibilidad mucho mayor, tanto sobre la infraestructura como sobre los datos del cliente, donde se mantienen ventajas como la velocidad de implementación y se utiliza lo mejor de ambos mundos. De esta forma el cliente, por un lado, puede contar con una infraestructura completamente administrada, donde la seguridad es manejada de forma interna y donde podría colocar los datos empresariales críticos; por el otro, mantener en una cloud pública los datos e infraestructura necesaria para ir creciendo a medida que el negocio o las actividades empresariales lo requieran.

Un ejemplo de este tipo de clouds es el servicio recientemente lanzado por VMware denominado VMware Hybrid Cloud Service, del cual pueden ver una reseña en mi blog:


Comentar

Suscribirse a los artículos | Suscribirse a los comentarios

Idioma / Language

Certificaciones

Certificaciones

Artículos populares

Compartir al pie del post

Seguidores de Google+

Hernán Paggi. 2014. Todos los derechos reservados. Con tecnología de Blogger.

Suscripción de noticias

Suscríbase para recibir noticias en su correo electrónico

- Copyright © VMware Virtualization Blog -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -